Flores preservadas

Las flores preservadas son totalmente naturales y representan un concepto innovador mediante el cual conservan su frescura más de 5 años depediendo de las condiciones ambientales. El proceso por el que se consiguen elaborar flores preservadas se llama liofilización.

La liofilización o deshidrocongelación es un proceso en el que se congela el producto y posteriormente se introduce en una cámara de vacío para realizar la separación del agua por sublimación. De esta manera se elimina el agua desde el estado sólido al gaseoso del ambiente sin pasar por el estado líquido. Para acelerar el proceso se utilizan ciclos de congelación-sublimación con los que se consigue eliminar prácticamente la totalidad del agua libre contenida en el producto original, pero preservando la estructura molecular de la sustancia liofilizada.